Saltar al contenido

Como Medir Saturación de Oxígeno en niños

que es la spo2 en niños

El oxígeno es de gran importancia para los procesos metabólicos y celulares del cuerpo humano. La  saturación de oxígeno en sangre en niveles óptimos asegura que nuestro cuerpo recibe la cantidad de oxigeno necesario para su bienestar.

Niveles de oxígeno en sangre inferiores a 90% (saturación de oxígeno baja) corresponden a presión parcial de oxígeno en sangre arterial anormal (hipoxemia), lo cual puede traer como consecuencia problemas respiratorios y/o circulatorios como la dificultad para respirar.

Saturación baja de oxígeno en niños, generalmente corresponde a la alteración de ventilación-perfusión por crisis asmática, neumonía, bronquiolitis, entre otras patologías. Realizar la prueba correspondiente (saturometría) permitirá tomar previsiones que impidan consecuencias graves, por eso te ofrecemos información sobre cómo elaborar esta prueba a tu niño y cuáles deben ser los valores normales.

Cómo Medir la Saturación de Oxígeno en Niños

Midiendo saturacion de oxigeno baja en niños

Para medir la saturación de oxígeno en un niño debe emplearse un oxímetro de pulso infantil o pulsioxímetro pediátrico. Este dispositivo es idéntico a un saturómetro para adulto, solo que su tamaño ha sido adaptado para poder hacer la prueba en nuestros peques, se coloca en uno de los deditos o en la oreja del niño.

Una vez el pulsioxímetro detecta el pulso,  dispara dos ondas de luz, uno roja y otra infrarroja, las cuales chocan con la piel del niño provocando una reacción que es leída de vuelta por el  pulsioxímetro para hacer los cálculos de la saturación de oxígeno en sangre.

Análisis de los Mejores Oximetros pediátricos 2020

Cuáles son los valores normales de la Saturación de Oxígeno en Niños

De acuerdo a estudios de expertos en de recién nacidos de hasta 28 semanas de gestación, los niveles de saturación de oxígeno oscilan entre 85 y 89%. En niños de entre 18 meses a los 2 años está entre el  91 al 95%. A partir de los 2 años de edad la saturación de oxígeno en un niño sano será igual al de un adulto, entre el 96 y 98%.

Debemos tener presente que el nivel de saturación de oxígeno obtenido, está influenciado por las condiciones demográficas del entorno donde se práctica la prueba y de la situación clínica del niño. En peques con enfermedades respiratorias o cardiovasculares generalmente el % es inferior al rango normal.

Conocer los valores de saturación de oxigeno de tu niño permitirá aplicar tratamiento y seguimiento adecuado a afecciones respiratorias o cardiacas, así como, atender casos de reanimación neonatal, pesquisa neonatal de cardiopatías congénitas o cuidados neonatales para prevención de hiperoxia.