Saltar al contenido

Cual es el Ritmo Cardíaco Normal y Como Mejorarlo

Que es la frecuencia cardíaca

Como comentamos al detalle en la sección Qué es el pulso, el ritmo cardiaco o pulso es la manifestación de las contracciones realizadas por los músculos del corazón  (sístoles y diástoles) al bombear la sangre a través de nuestras arterias.

El ritmo cardiaco que presente el corazón al realizar el bombeo de la sangre puede mantener o alterar nuestro estado de salud, por ello en esta sección consideramos importante darte a conocer cuándo tenemos un ritmo cardíaco alto, cómo normalizar el ritmo cardíaco, qué puede alterar nuestro ritmo cardíaco y como medir la frecuencia cardíaca.

¿Cómo Saber? | Cuándo Tenemos un Ritmo Cardíaco Alto

Aunque el ritmo cardiaco normal depende de la edad, recordemos de los 10 años en adelante la frecuencia cardiaca normal se encuentra entre 60 y 100 latidos por minuto. En ocasiones el corazón late más rápido de lo normal, según expertos puede alcanzar hasta 400 latidos por minuto, a esta frecuencia cardiaca acelerada se le conoce como taquicardia o arritmia.

Las personas presentan un ritmo cardiaco acelerado durante el entrenamiento deportivo o cualquier otra actividad que conlleve esfuerzo físico, pero esto es muy normal pues el corazón debe latir más rápido para llevar oxígeno a los órganos y tejidos del cuerpo.

Por situaciones de estrés emocional como el miedo o ansiedad el ritmo cardíaco se acelera igualmente de manera temporal (taquicardia sinusal). Un ritmo cardiaco alto, podría ser señal de algún problema de salud, por lo que debe informarse a su médico de confianza.

cuanto es un ritmo cardíaco alto

Cómo normalizar el ritmo cardíaco

  • Controla rigurosamente cualquier enfermedad como diabetes, enfermedad hepática, renal, endocrina o patología cardiaca con un médico especialista.
  • Toma como hábito tomar infusiones relajantes como tilo, hojas de olivo, valeriana, manzanilla, pasiflora, lavanda y espino blanco.
  • La aplicación de agua fría en el rostro o de compresas frías sobre el pecho puede ayudarte a normalizar la frecuencia cardiaca.
  • Incluye en su dieta diaria alimentos ricos en potasio como el ajo crudo, germen de trigo, aguacate, plátano, melón, fresa, coco, acelga, col de Bruselas, alcachofa, arroz, quinoa, avena, ajonjolí, nueces y maní.
  • Evita alimentos con alto nivel de sodio como provisiones precocidas, quesos, salsas y embutidos.
  • Elimina o disminuye al máximo la cafeína y el alcohol.
  • No fumar es una de las mejores formas de ayudar a tu cuerpo a evitar complicaciones cardiacas.
  • Sin duda una actividad deportiva moderada adecuada para tu edad o condición física, ayudará a mejorar el ritmo cardíaco, mantener un peso adecuado y promoverá el flujo de oxígeno a los pulmones y sangre.
  • Relaja los parpados dándole masajes suaves en forma circular.
  • Estimula el nervio de la arteria carótida ubicada debajo de garganta con masajes suaves usando la yema de los dedos.
  • La práctica de técnicas de relajación o de alguna actividad de esparcimiento relajante puede ayudarte a corregir arritmia por situaciones de estrés emocional.
  • Busca información y pon en práctica técnicas de estimulación del nervio vago, responsable de controlar la frecuencia cardiaca.
  • Consume alimentos ricos en Omega3 o cápsulas de aceite de pescado, estas ayudan a que el corazón reaccione mejor al nervio vago.
  • Haz ejercicios de respiración profunda y lenta diariamente para ayudar a la oxigenación de tu cuerpo.
  • Duerme al menos 8 horas en un lugar cómodo.
  • Para evitar añadir presión al corazón, no duermas sobre el lado izquierdo de tu cuerpo.
  • Consulta con tu médico la necesidad de usar beta bloqueadores, si tu ritmo cardiaco es con frecuencia alto.
  • Orina con frecuencia y no aguantes las ganas de orinar es una muy buena forma de ayudar a tu organismo.

como mejoro mi ritmo cardíaco

Qué puede alterar nuestro ritmo cardíaco

Existen varias razones por las cuales nuestro ritmo cardíaco podría ser irregular y estar fuera de los rangos  normales, veamos la mayoría de ellas:

  • Enfermedades del pulmón.
  • Apnea obstructiva del sueño.
  • Infección en la sangre o enfermedad inflamatoria como fiebre reumática o lupus.
  • Presión sanguínea baja o alta.
  • Deshidratación.
  • Desequilibrio electrolítico.
  • Ingesta excesiva de estimulantes como alcohol, drogas, cigarrillo o café.
  • Alto consumo de descongestivos o supresores del apetito de venta libre.
  • Trastornos de la glándula tiroides.
  • Patologías cardíacas adquiridas después del nacimiento o anomalías congénitas del corazón.
  • Estrés emocional
  • Efecto segundario a algún medicamento.
  • Deterioro del corazón relacionado con la edad avanzada.

La bradicardia o descenso de la frecuencia cardíaca por debajo de los valores normales ocurre cuando el corazón no bombea suficiente sangre para llevar oxígeno a los órganos y tejidos del cuerpo.

En algunas personas jóvenes, sanas y atletas con mucho entrenamiento físico, la bradicardia puede estar presente en estado reposo, con frecuencia cardíaca por debajo de 60, sin que esto deba considerarse como un problema de salud.

Por que se altera el ritmo cardíaco

Como medir la frecuencia cardíaca

El pulso puede ser explorado manualmente por cualquier persona con la ayuda de un reloj.

  • Se sitúan el dedo índice y medio cerca del paso de la arteria, se presiona suavemente pero con firmeza hasta sentir las pulsaciones.
  • Se inicia el conteo de las pulsaciones cuando el segundero del reloj se posicione sobre las 12.
  • Se cuentan los latidos durante 60 segundos o durante 15 segundos y luego se multiplica por dos, con ello obtiene el número de latidos por minuto.

Otra forma alternativa de encontrar el ritmo cardiaco es usando un estetoscopio, solo se coloca el lector directamente sobre la arteria. También se puede posar la oreja sobre el lado izquierdo del pecho donde se ubica el corazón, ejerciendo un poco de presión hasta escuchar los latidos.

Pero si deseas controlar tu pulso y niveles de oxígeno en sangre de manera rápida y sencilla, existen dispositivos electrónicos muy modernos, portátiles y súper cómodos, especialmente diseñados para facilitarte esta tarea.

Estos pequeños, prácticos y económicos equipos los encuentras en el mercado con varios nombres, los más populares son  oxímetros de pulso, oxímetros digital  pulsímetros y pulsioxímetro. Si quieres conocer más o si te interesa  adquirir uno de estos dispositivos, en  Oximetros.live te ofrecemos  toda la información que necesitas para ello.